JINDŘICH FRANTIŠEK BOBLIG DE EDELSTADT: Breves consideraciones sobre un inquisidor imperial

La extensión máxima de la persecución de las brujas (una verdadera masacre contra la población civil) se alcanza después de la Guerra de los Treinta Años en los siglos XVI y XVII, y afectó principalmente a los estados que actualmente abarcan los territorios de Alemania, Escocia y Francia. En principio, los países checos se libraron de esta caza. Pero en la segunda mitad del siglo XVII la ola de persecuciones golpeó fuerte en algunas ciudades de Silesia y en el principado de Nis, que pertenecían a los obispos de Wroclaw. Continue reading “JINDŘICH FRANTIŠEK BOBLIG DE EDELSTADT: Breves consideraciones sobre un inquisidor imperial”

Advertisements

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS: JUICIOS INQUISITORIALES EN JESENICE

Los juicios por brujería de la ciudad checa de Jesenice y conocidos también como “los juicios por brujería de Boblig”, quien fuera el principal instigador de esta persecución en la zona de Bohemia entre 1678 y 1696, fueron de los más extensos y mejor conocidos juicios por brujería, como se relata magistralmente en el filme “Kladivo na carodejnice” (1969, Checoslovaquia).

El martillo de las brujas

Poster película

“Y, si me hubiese equivocado en alguna ocasión, usted como ministro de Dios sabe muy bien que incluso los jueces somos instrumentos en las manos de Dios”, así afirma Boblig, abogado e inquisidor imperial, en su versión fílmica del año 1969, “Martillo de brujas”, en una conversación con el sacerdote católico Lautner, víctima de los procesos inquisitoriales en el norte de Moravia durante la década de 1670).

Continue reading “El martillo de las brujas”

Dans le labyrinthe (Chapitre 1)

Jan Amos Komenský  1592 - 1670
Jan Amos Komenský
1592 – 1670

   C’est avec une admiration croissante que je lit maintenant la vie et sorte du grand éducateur Jan Amos Komenský (ou Comenius dans la nomenclature latine), né a la Moravie l’an 1592. Seulement la curiosité naturelle est la mère de ma coïncidence joyeuse avec un ouvrage délicieux, un livre qui est le résultat du travail collectif à la tête du quel on trouvait le rédacteur en chef Jaroslav Pánek, publié et édité à Prague l’an 1990 par l’Institut de l’histoire de l’Académie tchécoslovaque des sciences. Intitulé « La voie d’un penseur tchèque vers la réforme universelle d’affaires humaines » à l’air des œuvres écrites avants de l’expansion inévitable de l’informatique, un air qui nos approche au 20esiècle.

Panek. 1990

J’avais toujours observé la section de coméniologie (« Komeniologie » ou « Comenius Studies ») de la bibliothèque de mon école, la faculté de pédagogie de l’université Palácky (Olomouc), avec une distance respectueuse jusqu’au moment pris pour la recherche de nouvelles lectures pour l’été. Et bien, qu’est que c’est la coméniologie, ma chère audience ?

Alors on peut dire que la Coméniologie est une vaste discipline scientifique concernée par la vie et l’œuvre de Jan Amos Comenius. Inclut les études philosophiques, pédagogiques, de l’histoire littéraire, historiques, bibliothéconomiques, philologiques, historiques et artistiques et d’autres. Aussi bien que des conflits avec d’autres disciplines scientifiques dans les régions de frontière.

Je démarre avec ce post une série d’épisodes qui vous approcheraient la vie et faits de cet éducateur universel. On y va !

L’ an de la naissance de Comenius devint pour la nation tchèque une charnière à fermer une période de splendeur . Pour tant l’an 1592 c’est la démarre de la couronnation de l’évolution culturelle à la personne de Jan Amos Komenský, mais au même temps mutile pour les gens des pays de l’ancienne couronne tchèque la possibilité d’avoir un future si prometteur pour appartenir au concert des nations européennes.

Des nouvelles rumeurs terrifiantes se propageaient en Europe : de l’Occident, avec la guerre civile en France et le terrifiant massacre de la Saint-Barthélemy ; dès l’Est on s’approchait du conflit armé avec l’Empire ottoman (à Hongrie) et c’est que était le plus grave, c’est qu’au soin de l’État tchèque prenait l’ampleur le conflit intestin entre le souverain et l’opposition des états, entre les catholiques et les protestants, régnants uns et mécontents les autres.

L’an 1592 est le moment de la mort du « vice-roi » Vilém de Rožmberk, le plus puissant parmi les seigneurs tchèques à Prague, où au cœur même de la ville habitée par une majorité écrasante de la population protestante, les jésuites, des propagateurs intransigeants de la secte catholique, organisent une puissante manifestation de leur force. Effectivement Vilém de Rozmberk représenta et défendit de la tolérance religieuse et du compromis politique. Que la patrie allait inévitablement à sa ruine va devenir la pensée de final du 16e siècle pour les tchèques…

(On continuera)

El reloj astronómico de Olomouc

Después de un largo proceso de meses para conseguir una beca y estudiar checo, aterricé en la ciudad de Olomouc, antigua sede de señores eclesiásticos y seculares; poderosa plaza que sufrió (y mucho) por los abatares de la Historia. O más bien, hablando en una forma más justa, digamos que sus clases populares se encontraron en medio de tragedias provocadas por sus respectivos gobernantes, que en todo hay categorías. No es mi propósito llevar un recorrido cronológico desde los tiempos de la fundación de la ciudad, por entonces, un campamento militar del imperio romano.

Es por eso que, dando una interpretación humanística a la mitología de los orígenes de la ciudad, asentada en una de las planicies (la planicie de Haná) de Moravia, los dirigentes de Olomouc durante el período barroco (aprox. 1680 – 1740) embellecieron las plazas con ocho fuentes de piedra. Pues bien, una de estas fuentes representa al fundador de la ciudad, el general romano , a lomos de su caballo.

caesar_olomouc

Caesar’s Fountain, Olomouc.

Cinco meses bastaron para enamorarme de Olomouc, casi un semestre en el que, además de seguir profundizando mis conocimientos de checo, pude seguir a un ritmo libre diversas actividades de mi cátedra, Educación en Museos y Galerías, gracias, en gran medida a mi coordinadora, a la que sin duda debo esta travesía y su posible continuación en el futuro. En otra ocasión hablaré sobre esta maravillosa persona y profesional que la Universidad Palacký (Palackého Univerzita) tiene en nómina, en la facultad de Educación (Pedagogická fakulta). Si la menciono ahora es por un relato bien curioso sobre un reloj astronómico. Ella me regaló a mi llegada un precioso libro con fotografías de Jiří Frait y textos de Miloslav Černák que es una enorme ayuda para comprender mejor las maravillas escondidas en esta ciudad morava.

Jirí Frait's fotos

Jirí Frait’s Fotos

Como sabréis, hordas de turistas visitan en Praga cada día el reloj astronómico más antiguo de los Países Checos, pero muchos menos son testigos de la coreografía del que hay situado en el edificio del ayuntamiento de Olomouc, Horní Náměstí o, lo que es lo mismo, la Plaza Mayor. Este reloj de marcado realismo socialista contrasta vivamente con un ambiente que nos evoca la época barroca, con palacios de la época barroca. ¿Por qué? Sin duda por la decisión de los responsables de su restauración después de la 2ª GM, cuando fue destruído en el momento de la liberación de Olomouc, mayo de 1945. Los trozos fueron instalados finalmente para su exposición permanente en el Museo de Historia Nacional de Olomouc*. Entonces el lugar en que el se situaba el original (del año 1500 aprox., aunque no está claro por las evidencias), en un nicho gótico, decorado a partir de un diseño de Karel Svolinský, que usó un mosaico de vidrio, se instaló la nueva máquina. Las figuras móviles las creó Olbram Zoubek a partir de un diseño de la escultora Marie Svolinská. El reloj (orloj) original es una obra maestra de la ingeniería que pretendía explicar a la gente del pueblo el cielo nocturno, con la ayuda de un astrolabio representando una proyección estereográfica de la esfera celeste desde el polo sur hasta el Trópico de Capricornio. Se construyó, eso sin duda, décadas después del de Praga. Se tiene noticia, por informaciones del 1392, de un reloj de hierro construído por el relojero Mikuláš, aunque no tiene nada que ver con nuestro reloj astronómico. Se reconstruyó numerosas veces (la última en 1898) y la más importante durante los años 1573-1575, al añadírsele un dial astronómico.